sábado, 4 de diciembre de 2010

Agarrate Catalina que vamos a galopar. La verdadera historia.

.
Vengo observando en diversos foros y otros sitios de características similares, que mucha gente se pregunta sobre el significado de la expresión "agarrate Catalina que vamos a galopar" y yo aquí y ahora voy a contar lo que supuestamente y casi en un 100 % de exactitud quiere significar esta frase que data de muchos años atrás.
En principio les comento que Catalina II "La Grande" sucedió en el trono a su esposo Pedro III y fue coronada el 14 de julio de 1762, pasando a detentar el título de gobernante o zarina de Rusia.
A la tal Catalina se la tildó de haber tenido muchas parejas y amantes, o al menos se le hizo esa fama, que durante los años posteriores la dejaron marcada como a una mujer (vulgarmente hablando) "ligera de cascos".
Por ello era común escuchar el famoso "agarrate Catalina que vamos a galopar" cuando un varón se refería al echo de practicar el sexo con una mujer y ésta podía ser una manera de expresárselo.
Así también en la viejas revistas de sexo explícito (con fotos en blanco y negro) que solían venir de otros paises europeos y que pocas veces y difícilmente llegaban a manos de generaciones pasadas; era común que aparecieran algunas imágenes del tal sexo explicito que se adornaban con frases de características como la de "agarrate Catalina que vamos a galopar" (entre otras mucho más fuertes, que no viene al caso recordar en esta oportunidad).

PD: Es muy probable que las revistas de las que le hablo, fueran compaginadas en Argentina o España con fotografías -casi seguramente- procedentes de países nórdicos européos, y los subtítulos que adornaban las imágenes eran puestos en idioma español por las respectivas editoriales. De allí (se supone) que está circulando en Internet una teoría que dice que la frase en cuestión se utiliza en Argentina y que no significa nada en especial. Pero verdaderamente la realidad es la que se cuenta en la presente edición.
Cabe también relacionar todo lo dicho sobre Catalina II de Rusia, con un libro de tono subidamente picante (tal vez las confesiones de una dama en su libro de memorias personales) -que para la misma época de la cual les hablo- se había puesto de moda y su título es "Memorias de una Princesa Rusa". Para mayor información ver aquí.
.
Jorge Horacio Richino.
.

2 comentarios:

eduardo hector quiroz dijo...

Buenisimo, es la mejor definicion de los origenes de la frase. Ya en el año 1960 lei una poesia erotica que hablaba de "agarrate catalina que vamos a galopar"...

Jorge Horacio Richino dijo...

Gracias por el comentario y la visita al blog!!! Un abrazo!!!